Saltar al contenido

Beneficios de la leche de almendras

La leche de almendras se ha convertido en una bebida popular que ha llegado a sustituir en muchos casos por completo, la leche de vaca para el consumo humano. Son cada vez más quienes toman conciencia de su alimentación, optando por alternativas más saludables que ayuden a conservar la salud y el bienestar.

La leche proveniente de origen animal puede llegar a causar diversas molestias a nivel del sistema gastrointestinal que pueden resultar ser molestas e incluso en algunos casos, peligrosas. Incorporar la leche de almendras a la dieta regular puede aportar grandes beneficios, los cuales se describen a continuación.

Propiedades de la leche de almendras

Propiedades de la leche de almendras

La leche de almendras presenta diversas propiedades, entre las más destacadas tenemos las siguientes:

  • Es rica en vitaminas D, E, A y B2.
  • Aporta magnesio, omega 6, zinc y proteínas.
  • Es baja en calorías.
  • Aporta hidratos de carbono.
  • Es libre de gluten, por lo que resulta ideal para el consumo de personas celíacas.
  • Tiene muy bajo nivel del sodio, siendo ideal para personas con enfermedades coronarias.
  • Es rica en potasio, lo que le da una cualidad astringente.
  • No contiene grasas saturadas.
  • Es rica en fibra, ideal para regular el tránsito intestinal.
  • Regula la absorción de los azúcares.
  • No contiene lactosa.
  • Ayuda a regular los niveles de colesterol y triglicéridos
  • Es rica en antioxidantes.

Beneficios de tomar leche de almendras

El consumo de leche de almendras aporta grandes beneficios para la salud, además de ser una opción ideal para personas con problemas gastrointestinales que se ven incrementados tras tomar leche de origen animal. Además de ello la leche de almendras a pesar de tener una consistencia similar a la leche de vaca, no presenta el mismo sabor.

Esto ultimo resulta ser muy bueno para aquellas personas a quienes les resulta desagradable el sabor de la leche de origen animal. Entre los beneficios que aporta esta opción se encuentra;

No contiene lactosa

Este resulta ser un punto particularmente favorable para aquellas personas que padecen de intolerancia a la lactosa o presentan problemas para digerirla. Consumir leche de almendras no produce los molestos malestares asociados a la ingesta de lactosa, como flatulencias, dolores abdominales, diarrea, etc.

Leer:  Beneficios del ajo negro para la salud y sus Propiedades

Es muy nutritiva

Se trata de una leche completamente de origen vegetal que aporta grandes cantidades de vitaminas A, E y D, proteínas y minerales como el magnesio, potasio, hierro, calcio, zinc y omega 6. No contiene ninguna clase de conservantes, por lo que es muy saludable y no produce reacciones adversas.

Además de ello es muy baja en calorías, lo que la convierte en una alternativa ideal para agregar a la dieta regular en regímenes alimenticios para la pérdida y el control de peso.

 

Mejora el sistema gastrointestinal

Gracias a su alto contenido en fibra, ayuda a regular el funcionamiento del sistema gastrointestinal, facilitando el proceso digestivo y regulando el transito intestinal y el nivel de absorción del colesterol y de los azucares. Mejora el funcionamiento del colon y protege las paredes intestinales.

 

Ayuda al corazón

Brinda apoyo al corazón ayudando a regular los niveles de colesterol, favoreciendo el HDL o colesterol bueno, mientras disminuye los niveles de LDL o colesterol malo, facilitando el transito regular de la sangre hacia el cuerpo.

Para fines cosméticos

Al ser rica en antioxidantes y vitamina A, B2 y Omega 3 ayuda a mantener la salud de la piel, el cabello y las uñas. Resulta ser una excelente loción antiarrugas que ayuda a conservar la piel lozana gracias a su efecto desintoxicante. Además, funciona perfectamente como desmaquillante, que además de limpiar el rostro, lo refresca y brinda una apariencia sana.

También puedes usarla para disminuir las bolsas debajo de los ojos y las ojeras, basta con aplicar un algodón con un poco de leche de almendras durante unos minutos para luego enjuagar con abundante agua.

Revitaliza y nutre el cabello, utilizándola como una mascarilla, ayudando a brindar un saludable brillo y fortaleciendo la fibra capilar.

¿Cómo hacer leche de almendras?

La elaboración de la leche de almendras es un procedimiento bastante simple, si no deseas comprarla en el mercado, tienes la opción de obtenerla fácilmente en casa, para ello necesitarás:

  • 1 taza de almendras. Lo más recomendable es que sean orgánicas.
  • 600 ml de agua potable.
  • A tu gusto: extracto de vainilla, canela, endulzante (puedes optar por edulcorantes, siropes, miel, etc).
  • Licuadora o procesador.
  • Colador fino.
  • Paño fino.
  • 2 recipientes.

Procedimiento:

Deja en remojo las almendras durante toda la noche en un envase con agua suficiente para que las cubra por completo. ten en cuenta que el volumen de las almendras aumentará durante la noche. Si deseas que la consistencia sea cremosa, puedes dejarlas en reposo por 2 días, pero en este caso es importante que se encuentren refrigeradas.

Leer:  Qué beneficios tiene el camote

Una vez hecho esto, lava las almendras y descarta el agua donde reposaron, colócalas en la licuadora con todos los ingredientes y procésalas por unos dos minutos o hasta que consigas una mezcla homogénea.

Cuela esta mezcla con el colador y luego tamízala utilizando el paño fino para obtener un resultado más fluido y libre de grumos. ¡Así de fácil lo has logrado!

Contraindicaciones

A pesar de que aporta una gran cantidad de beneficios para la salud a casi todas las personas, la leche de almendras puede resultar ser perjudicial en algunos casos, como, por ejemplo:

  • Personas que presenten algún tipo de alergias a las almendras o algún otro tipo de frutos secos.
  • Personas con problemas en las glándulas tiroides, pues puede causar dificultades en cuento a la absorción del yodo, lo que puede empeorar la condición, además puede causar bocio.
  • Lactantes y niños pequeños, pues no aporta los nutrientes necesarios para cubrir los requerimientos diarios, por lo que puede causar desnutrición, lo que a futuro traería consecuencias para su salud.

Aunque no te encuentres entre estos grupos especiales de personas a las cuales no se les recomienda el consumo de leche de soya, debes tener cuidado y no exagerar en su consumo, pues un abuso de ella puede causar serios problemas de salud, incluyendo la aparición de tumores debido a sus propiedades que afectan la absorción del yodo.