Saltar al contenido

Beneficios de la Semilla de Calabaza (Pepitas de Calabaza)

La calabaza es un vegetal mundialmente conocido. Es empleado con muchos fines más allá de la cocina, pero lo cierto, es que sus semillas también pueden ser más útiles de lo que imaginas. En el siguiente artículo, daremos un vistazo  a sus propiedades y beneficios de la Semilla de Calabaza o también conocidas como Pepitas.

 

Contenido nutricional de las semillas de calabaza

Los mayores beneficios de la Semilla de Calabaza son sus nutrientes; En muchas ocasiones cuando utilizamos la calabaza, desechamos las semillas sin saber que estas contienen una gran cantidad de nutrientes que pueden ser aprovechados.

Estas semillas contienen:

  • Vitamina C (1.9 mg)
  • Vitamina A (1.0 mg)
  • Vitamina B1 (0.273 mg)
  • Vitamina B6 (0.143mg)
  • Vitamina B3 (4.987 mg)
  • Vitamina E (2.18 mg)
  • Calcio (46.0 mg)
  • Magnesio (4.987 mg)
  • Hierro (8.82 mg)
  • Sodio (7.0 mg)
  • Manganeso (5.543 mg)
  • Zinc (7.81 mg)
  • Potasio (809.0 mg)
  • Selenio (9.4 mg)

Además de todas las vitaminas y minerales, las semillas de calabaza también cuentan con la presencia de Omega 3 y Omega 6.

Estos ácidos grasos no los produce el organismo humano por sí solo, por ello, deben ser consumidos de fuentes vegetales o animales.

También contiene ácidos grasos monosaturados, poliinsaturados y aminoácidos. Las calorías también son parte de su composició

n. Una ración de 100 gramos de estas semillas equivalen a 559.0 calorías.

¿Cuáles son los beneficios de las semillas de calabaza?

Pepitas de Calabaza

Su gran cantidad de nutrientes hace que estas semillas proporcionen muchos beneficios a la salud. Entre ellos:

  • Combate la osteoporosis: Gracias a que contiene zinc, puede detener el deterioro óseo. Con su consumo, las personas son menos propensas a padecer osteoporosis y quienes ya la padecen, su masa ósea se ve fortalecida pues impide que la enfermedad avance.
  • Combate la artritis: La inflamación en las articulaciones que produce la enfermedad es muy molesta y las semillas de calabaza pueden ayudar a reducirla debido a sus potentes propiedades antiinflamatorias.
  • Reduce el colesterol: El colesterol que resulta perjudicial para la salud puede ser controlado gracias a que estas semillas contienen fitosteroles.
  • Combate el intestino irritable: Alivia las molestias del intestino irritable.
  • Ayuda con el insomnio: Su consumo estimula la producción de la hormona del sueño, por ello, puede reducir los niveles de insomnio.
  • Disminuye la depresión: Estas semillas son muy conocidas por ser un antidepresivo de origen natural. Al consumirla, el organismo aumenta la producción de dopamina y serotonina, como consecuencia, la persona se siente menos deprimida.
  • Es desparasitante: Gracias a que contiene cucurbitina, las semillas de calabaza son un extraordinario desparasitante natural.
  • Es analgésico: Gracias a que contiene ácido salicílico, tomar un té de estas semillas puede ayudar a reducir el cualquier tipo de dolor.
  • Previene el cáncer: Al ser un potente antioxidante, previenen el cáncer y todas las enfermedades vinculadas a la degeneración celular.
  • Combate los problemas de la próstata: Las semillas tienen todos los nutrientes necesarios para combatir y aliviar los síntomas asociados a problemas de la próstata.
  • Son afrodisiacas: Para hombres y para mujeres, las semillas de calabaza estimulan el deseo sexual. Contiene zinc, un componente esencial para elevar la libido, sobre todo en los hombres.
  • Fortalece las defensas: Cuando la persona tiene el sistema inmunológico debilitado a causa de cualquier enfermedad, el consumo de estas semillas puede llegar a fortalecerlo en pocos días.
Leer:  Beneficios del ajo en ayuna para la salud

¿Cómo se consumen las semillas de calabaza?

Al querer comer estas semillas todo depende de la creatividad de las personas, sin embargo, lo más común es que se consuman:

  • Crudas: Bien sea con cáscara o sin ella, se pueden comer al extraerlas de la calabaza. Solo se debe tener cuidado y masticarlas muy bien.
  • Con caramelo: Estas semillas acarameladas son perfectas para merendar. Suelen sofreírse con aceite de oliva y un poco de azúcar. Evidentemente, su contenido calórico es más elevado y debe comerse en pequeñas porciones.
  • Tostadas: Las semillas de calabaza tostadas son todo un clásico. Para ello, primero se deben hervir para después hornearlas durante unos 15 minutos.
  • Como acompañantes: Si se tiene una comida principal, como una sopa, un guiso, etc, muchas personas las agregan y las comen así.
  • Fritas: Para los amantes de los alimentos fritos son especiales. Su sabor es excelente y muchas personas prefieren sustituir las papas fritas por las semillas de calabaza.

Leche de las semillas de calabaza

Así como existe la leche de almendras, también es posible encontrar y, ¿Por qué no? Hacer en casa, leche de semillas de calabaza.

Es muy popular en muchos países y se usa con fines medicinales como tratar los problemas de la próstata y como desparasitante.

Para preparar esta leche se sigue el siguiente procedimiento:

  • Se toman las semillas y se ponen a remojar durante unas horas para que se ablanden.
  • Una vez ya blandas, se agregan a la licuadora junto con agua, miel o azúcar. También se le puede agregar esencia de vainilla o un toque de canela.

Una vez esté lista se debe mantener refrigerada y no debe permanecer más de un par de días puesto que puede perder sus propiedades nutricionales.

Contraindicaciones de las semillas de calabaza

Todas las contraindicaciones que se exponen a continuación suceden en el caso del consumo excesivo de las semillas.

  • Problemas intestinales: Pese a que estas semillas contienen fibra, es posible que ciertas personas desarrollen inflamaciones del esófago e indigestiones. Esto sucede principalmente si no se mastican bien al comerlas.
  • Diarrea: La presencia de fibra en exceso en el organismo puede causar diarrea y flatulencias. Esto se debe a que el estómago no suele estar habituado al consumo excesivo de este componente.
  • Aumento de peso: Estas semillas contienen calorías. Si no se consume de forma moderada, es posible que la persona aumente de peso.
  • Alergias: No suele ser frecuente, sin embargo, hay personas alérgicas a las semillas de calabaza. Esta se manifiesta con inflamación en la piel, enrojecimiento, y en algunos casos, tos e hinchazón de los ojos y de los labios.
Leer:  Beneficios de los búlgaros para la Salud