Saltar al contenido

Beneficios de la vitamina C en la piel

La vitamina C es una sustancia esencial para nuestro cuerpo, que puede ser tomada por vía oral o aplicarla de forma tópica, la cual nos brinda gran protección de enfermedades porque fortalece nuestro sistema inmunológico.

Su principal reconocimiento se da porque ayuda a prevenir resfriados, pero existe una propiedad que muy pocas personas conocen que es renovación de la piel, de modo que nos devuelve la luminosidad, hidratación y suavidad.

Propiedades de la vitamina C en la piel

Propiedades de la vitamina C en la piel

Son diversas las propiedades de la vitamina C y sobre todo tienen diversos beneficios para la piel, en este apartado te destacaremos los principales beneficios de la vitamina C en la piel.

Anti-envejecimiento y arrugas

Los signos del envejecimiento son muy comunes, debido a que no estamos inmunes a ser atados por los radicales libres que se encuentran en el ambiente, siendo los promotores del envejecimiento prematuro. La vitamina C actúa eliminando las líneas de expresión finas y las arrugas de nuestro rostro.

Por otro lado, vale la pena recalcar que la piel de algún modo se envejece de manera progresiva e inevitable, sin embargo, existen factores que aceleran el proceso, como es el caso de exposición excesiva solar.

Elimina cicatrices y quemaduras

En el caso de las cicatrices el uso de la vitamina C ayuda a que estas desaparezcan o reduce su tamaño, en cuanto a las quemaduras generadas por el sol permite aliviar el ardor producido. Su utilización se da en cualquier tipo de piel ya sea en pieles normales, sensibles, grasas y secas.

Reduce el acné y puntos negros

Su función en este caso es disminuir los poros previniendo la aparición y brotes de acné. En el caso que el acné ya preexista en el rostro, el empleo de la vitamina C lo elimina. El resultado final es una piel libre de cicatrices provocadas por el acné, teniendo un aspecto firme y radiante.

Por otro lado es ideal para impedir la aparición de imperfecciones en la piel, debido a que consigues que tu rostro se perciba más resplandeciente y fresco sin importar el tiempo que haya trascurrido. Este viene a ser un tratamiento que permite la hidratación, regeneración, resplandor y suavidad de la piel.

Leer:  Beneficios de la vitamina E en la piel

Empareja el tono de la piel

La vitamina C brinda además un tono natural sin hiperpigmentación en el rostro, ya que se pueden generar en la piel manchas oscuras que son signos de la vejez o son consecuencia del exceso de exposición al sol.

Su recomendación se da por los especialistas en el caso que se presenten afecciones en la piel como las hiperpigmentaciones y el melasma, debido a que la piel restaura su tono natural. Disminuye las machas de tono oscuro y disimula aquellas que tienen un tono más claro.

Reafirmante de la piel

La vitamina C es una muy buena opción para aplicar en cualquier uso para la belleza, tu piel lucirá luminosa y enérgica. Por ello reafirmar la piel representa el aumento del colágeno, lo cual permite obtener una piel mucho más elástica y a largo plazo significa que va a durar por un poco más de tiempo la juventud.

Hidratante

La hidratación de las células por medio de la vitamina C se da por la estimulación del colágeno y la firmeza que causa en la piel. Muchas personas poseen piel seca o áspera esto es un signo claro de poseer una piel deshidratada y la función de esta sustancia es rehabilitar la piel o darle vida.

Otras propiedades de la vitamina C para la piel

La actuación de la vitamina C funciona como un escudo contra los ataques que se puedan generar por factores externos como los radicales libres. La vitamina C tiene las siguientes acciones sobre la piel:

  • Antioxidante.
  • Antiinflamatoria.
  • Anti enrojecimiento.
  • Antialérgica.
  • Reafirmante.

Mitos de la vitamina C para la piel

  • La vitamina C no es fotosensible, porque no existe ningún riesgo a que generen manchas, no obstante en el uso cosmético está acción está equilibrada, debido a que no reacciona a la luz solar o al oxígeno.
  • Es recomendable la aplicación en la piel cremas o lociones que contengan vitamina C, posteriormente de la exhibición al sol de modo que se pueda reparar el daño causado en la piel.
  • Es un mito que la piel se ensucia en la dermis porque obstruye los poros, sin embargo con una limpieza en el rostro apropiadamente esto no tiene por qué suceder.

Cómo se utiliza la vitamina C para la piel

La presentación común de la vitamina C es en comprimidos individuales, para aplicar solo basta con romper una de las cápsulas y luego el aceite que se desprende se distribuye con los dedos, sobre cualquier parte de su cuerpo. Es recomendable aplicar en abundancia sobre las líneas de expresión y las manchas.

Leer:  ¿Cuáles son los beneficios de la educación física?

El momento ideal de aplicar esta vitamina es luego realizar una limpieza profunda en el rostro, es decir, eliminando todo el maquillaje, suciedad y cualquier otro residuo que se pudo haber obtenido en el transcurso del día.

Por ende, el mejor momento para aprovechar sus propiedades es al finalizar el día de manera que pueda actuar por toda la noche para obtener mejores resultados.

Para algunas personas aplicar la vitamina C es un resultado contradictorio por la situación en la que se encuentran, como se da en el caso de las pieles extra sensibles, muy bronceadas, con eczema, alérgicas y en el caso que se presenten verrugas o herpes.

Los especialistas en dermatología concuerdan que la vitamina C consiste es un principio activo conocido por ser el más efectivo porque científicamente ha quedado demostrado que se encuentra en la categoría de antioxidantes más potentes.

Cabe destacar que la administración por vía oral certifica que los resultados en la piel sean muy bajos, estudios de los especialistas más recientes manifiestan que al aplicar por vía tópica permite conseguir mejores resultados, porque el cuerpo tiene métodos propios para restringir la impregnación de la vitamina C.