Saltar al contenido

Beneficios de los búlgaros para la Salud

Se trata de unos pequeños granos blancos, similares a la coliflor, pero de consistencia gelatinosa, entre las propiedades de los búlgaros se encuentra el hecho de que contienen varios microorganismos que ayudan a conservar la salud integral.

Son bastante comunes en varias regiones de Latinoamérica, en donde se los conoce con diversos nombres como por ejemplo el de kéfir, yogur de pajaritos o yocas, hongos tibetanos, abejas australianas, semillas de cerveza japonesas, abejas de jengibre, granizo, talai, cristales japoneses de agua, hongos chinos leche kefirada, hongos tibicos, yogurt búlgaro, entre otros.

Beneficios de los búlgaros

Los beneficios de los búlgaros incluyen entre muchas otras cosas un aporte considerable de probióticos favorables para la conservación de una flora intestinal adecuada para conservar el estado de salud general del organismo.

Cabe destacar que existen los kéfir o búlgaros de agua y los de leche, la única diferencia está en el liquido que necesitan como medio para su fermentación y activación. Sin embargo, las propiedades de los búlgaros son las mismas, independientemente del tipo, aunque algunas pueden estar más potenciadas en alguno de los tipos.

Principales beneficios de los búlgaros

para qué sirven los búlgaros

Los búlgaros ofrecen diversos beneficios, los cuales muchas personas desconocen, por lo cual en este apartado te indicaremos para qué sirven los búlgaros y sus principales beneficios en la vida cotidiana.

Desintoxicantes

Ayudan al cuerpo a eliminar el exceso de toxinas de manera natural, ayudando a preservar el balance interno y regulando el pH. Permite expulsar e inactivar aquellas sustancias que pueden resultar perjudiciales para la salud, al mismo tiempo que protegen las células del envejecimiento.

Ayudan a mejorar la salud del intestino

Al ser ricos en bacterias probióticas ayudan a regular las funciones intestinales, mejorando la digestión. Su consumo frecuente puede ayudarte a eliminar los síntomas de problemas del intestino e incluso el síndrome de colon irritable, por completo.

Fortalecen el sistema inmunológico

Favorece el fortalecimiento de las defensas naturales del organismo, ayudándole a combatir enfermedades de manera mucho más eficiente. Incluso se ha comprobado que entre las propiedades de los búlgaros se encuentran facultades antibióticas.

Leer:  Beneficios de la Manzana para la Salud

Es por ello por lo que en caso de infecciones se recomienda su consumo frecuente, pues es una manera natural de combatir bacterias sin necesidad de acudir a medicamentos altamente tóxicos que pueden perjudicar la salud.

Ayuda a superar la intolerancia a la lactosa

Los casos de intolerancia a la lactosa han aumentado considerablemente en los últimos años, siendo cada vez más las personas que sufren como consecuencia de este padecimiento. La gran cantidad de probióticos que aportan los búlgaros ayudan al organismo a digerir la lactosa acabando completamente con los problemas asociados a esta condición.

Combatir problemas respiratorios

Para los casos de asmas y alergias resultan ser un excelente aliado, al aportar diversidad microbiana y hacernos más resistentes a factores externos que pueden desencadenar reacciones alérgicas o afectar las vías respiratorias.

Antitumorales

Ayudan a combatir los tumores, frenando el crecimiento, en casos de cáncer de mama, los cuales han sido comprobados. Aunque no solo se limitan a este tipo de cáncer, pues también se sabe de casos en los que las tumoraciones han reducido su tamaño considerablemente en diversas partes del cuerpo.

Cuidado de los búlgaros

Los búlgaros son microorganismos bastante delicados que deben tener un manejo especial para que puedan mantenerse vivos y activos para de esa manera poder brindar todas sus propiedades.

La manera de almacenarlos determinará la calidad del yogurt, es por ello tan importante seguir las siguientes recomendaciones:

  • Debes envasar los búlgaros en frascos de vidrio o plástico. Lo recomendable es utilizar vidrio, pero en caso de no tener uno, puede usarse un envase plástico, los cuales deben ser bien lavados y esterilizados utilizando agua hirviendo.
  • Aunque durante su fermentación taparlos con un paño sea suficiente, los envases deben tener una tapa que cierre bien y permita su almacenamiento de forma segura libre de cualquier suciedad o insecto que pueda caer dentro.
  • Para conservar los búlgaros es necesario lavarlos diariamente durante una hora. Es recomendable que escojas una hora fija para este procedimiento, procurando así, que pasen 24 horas entre cada lavada.
  • Es sumamente importante no utilizar envases ni utensilios de metal para manipular los búlgaros.
  • Cada vez que se vaya a preparar el yogurt es importante colocar primero los búlgaros limpios y luego la leche a temperatura ambiente.
Leer:  Qué beneficios tiene el camote

La conservación de los búlgaros y su utilidad dependen en gran medida del manejo adecuado que se les debe dar para poder fomentar su reproducción.

Para ello existen algunos consejos útiles que pueden ser de gran ayuda:

  • Debes lavarlos cada 2 días para mantenerlos activos.
  • Cámbiale la leche en la que se fermenta de manera diaria.
  • Es de suma importancia que se mantengan a temperatura ambiente, per en caso de que haya mucho frio puedes ayudarles un poco agregando la leche un poco tibia, ten mucho cuidado de que no esté caliente, solo tibia.
  • Puedes colocarlos cerca de una fuente de calor, como la cocina, durante épocas de frio y en épocas de calor es importante ubicarlos en una zona fresca de la casa, donde entre luz natural de forma constante.

¿Cómo hacer búlgaros?

Si te interesa conocer cómo hacer búlgaros a continuación te explicamos el proceso.

Necesitas:

  • Granos de búlgaros.
  • 1 litro de leche entera fresca.
  • 2 recipientes de vidrio.
  • 1 colador.

Preparación:

En un recipiente de vidrio coloca 1 cucharada de granos de búlgaros y añade medio litro de leche, es importante que esta sea fresca, entera y que esté a temperatura ambiente. Cubre el recipiente con un paño y déjalo reposar entre 12 y 48 horas.

Pasadas las 12 horas de reposo puedes probar la leche y dejarla fermentar hasta que tenga un sabor que te resulte agradable. Cuela los búlgaros y colócalos de nuevo en un frasco de vidrio limpio para comenzar de nuevo el proceso.

Como puedes ver, se trata de un procedimiento bastante simple y económico que te ofrece todas las propiedades de estos bondadosos microorganismos que ayudan a conservar la salud integral de forma natural, sin efectos secundarios de ningún tipo. Este se trata de solo un pequeño resumen de para qué sirven los búlgaros.