Saltar al contenido

Beneficios del aceite de oliva

El aceite de oliva es uno de los más populares en el mundo, ampliamente utilizado en la cocina por su característico sabor capaz de enriquecer cualquier preparación, bien sea crudo o pasado por el fuego. Además, se trata de uno de los óleos que brinda mayor cantidad de beneficios para el organismo, bien sea consumido o aplicado sobre la piel.

Es rico en grasas monoinsaturadas que ayudan a mantener la salud del corazón junto con el ácido oleico, presentes en su composición. Entre sus propiedades más destacables está el hecho de ser altamente rico en antioxidantes que ayudan a eliminar las toxinas del organismo, restaurando su balance natural.

Principales beneficios del aceite de oliva

Principales beneficios del aceite de oliva

Son muchos los beneficios que aporta el aceite de oliva para la salud y la belleza, si quieres conocer los beneficios más destacado del aceite de oliva solo debes seguir leyendo.

Ayuda a la prevención de enfermedades coronarias

Sus altos contenidos en ácidos grasos ayudan a disminuir los riesgos de desarrollar enfermedades del corazón. Gracias a que aporta una gran cantidad de Omega 9, disminuye los niveles de colesterol en sangre eliminando el colesterol malo o LDL, sin que esto afecte de manera negativa en el bueno o HDL, todo ello trae como consecuencia una mejor circulación de la sangre, regulando la presión arterial.

Fortalece el sistema inmunológico

El aceite de oliva es rico en antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres, responsables de la degeneración de las células lo que causa no solo el envejecimiento, sino también la posibilidad de desarrollar patologías que pueden poner en peligro la salud del organismo.

Previene el deterioro cognitivo

Ayuda a proteger el cerebro del desgaste cognitivo, disminuyendo los síntomas, retrasando y previniendo la aparición de muchas patologías asociadas a los procesos anémicos como el Alzhéimer.

Ayuda a fortalecer los huesos

Gracias a su contenido graso, aporta los nutrientes necesarios para conservar la salud ósea, previniendo la aparición de la osteoporosis, además de ayudar a aliviar los síntomas de la artritis.

Leer:  Beneficios del ajo en ayuna para la salud

Retrasa el envejecimiento

Al ser rico en antioxidantes ayuda a retrasar el envejecimiento, los polifenoles ayudan a prevenir la aparición de arrugas, brindando una apariencia juvenil por mucho más tiempo, además, aporta un alto contenido de vitamina E, que es fundamental para la salud de la piel, ayudándole a mantenerse lozana y fresca.

Coadyuvante para la pérdida de peso

Se trata de uno de los aceites más beneficiosos para incluirlo en regímenes alimenticios para la pérdida de peso. Debes tener claro que por si solo no puede hacer que se pierda peso, sin embargo, si se lo consume como parte de una dieta balanceada, los resultados a largo plazo serán muy favorables.

Mejora el proceso digestivo

Las secreciones gástricas son reducidas con el consumo de aceite de oliva, lo que ayuda a proteger el estómago, previniendo la aparición de enfermedades del tracto gastrointestinal, al mismo tiempo que favorece y estimula el correcto funcionamiento de los intestinos, facilitando las evacuaciones. Además, ayuda a evitar que aparezca la acidez.

Es un laxante suave natural

Ayuda en casos de estreñimiento leve, pues favorece el tránsito intestinal, ablandando las heces para ayudar a su expulsión. Ayuda también a aliviar la irritación intestinal al mismo tiempo que elimina la infamación de la zona abdominal.

 

Regula los niveles de azúcar en sangre

El consumo moderado de aceite de oliva ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre gracias a las grasas saludables que forman parte de su composición. Se ha demostrado científicamente que ayuda a reducir la incidencia de diabetes del tipo II hasta en un 50 %.

Protege el hígado

Gracias a sus propiedades desintoxicantes ayuda a mantener el hígado limpio y libre de toxinas que puedan poner en riesgo su salud. Es un excelente aliado para combatir el hígado graso, consumiendo una cucharada de aceite de oliva en ayunas.

Hidrata profundamente

El aceite de oliva es altamente hidratante y aporta una gran cantidad de nutrientes para la piel y el cabello, es por ello bastante común encontrarlo como parte de los ingredientes de varios productos destinados a la conservación de la belleza, pues otorga una humectación profunda hasta en las pieles más maltratadas.

Usado en el cabello aporta un brillo sinigual y ayuda a su recuperación incluso en casos en los que el maltrato ha sido muy marcado, ayudándolo a conseguir una apariencia sedosa, brillante y fuerte.

Leer:  Beneficios de la hoja de aguacate

Alivia dolores

Es excelente para ayudar a disminuir los dolores en las articulaciones, gracias al oleocantal que ofrece las propiedades antinflamatorias características de este aceite, además de ser la sustancia responsable de su sabor peculiar. Con su consumo asiduo se puede notar una mejoría en cuando a los dolores a nivel articular y muscular que se puedan presentar.

Tiene propiedades anticancerígenas

Gracias a sus propiedades antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres, la incidencia de varios tipos de cáncer disminuye de manera considerable. Se han realizado estudios científicos que han demostrado que el oleocantal ayuda a destruir las células cancerígenas de forma efectiva.

Gran aporte vitamínico

Su consumo aporta una gran cantidad de vitaminas, entre las que se encuentran la A, fundamental para mantener la salud de los riñones y del corazón, además de fortalecer el sistema inmune, mejorar la vista y ayudar a los órganos a funcionar de manera correcta.

De igual manera, aporta un alto contenido de vitamina D que ayuda a la conservación y a la salud de la estructura ósea, previniendo la aparición de la osteoporosis. También aporta vitamina E, esencial para una piel, cabello y uñas saludables y fuertes.

Aporta además vitamina K que ayuda a conservar la salud del músculo cardíaco y favorece el crecimiento y fortalecimiento de los huesos, también se le ha asociado a bajos niveles de riesgo de padecer cáncer.

Es fácil comprender que el aceite de oliva se ha convertido en uno de los favoritos en el mundo. Cabe destacar que para aprovechar todos sus beneficios es preciso consumir un aceite lo más puro posible, sin que haya sido procesado. Inclúyelo como parte de tu dieta regular y notarás fácilmente los beneficios.