Saltar al contenido

Beneficios y riesgos de la actividad física

La actividad física es muy importante y en la actualidad la sociedad le está dando mucha más importancia ya buscan llevar una vida más saludable y conservar su salud por más tiempo. Sin embargo, muchos suelen pensar erróneamente que existe un limite de edad para comenzar a realizar actividad física a fin de mejorar y conseguir bienestar.

Aunque comenzar a incluirla como parte de la rutina diaria puede resultar ser un poco cuesta arriba al principio, bien merece la pena el esfuerzo, pues los beneficios que ofrece son significativos, tanto para la salud física como para la mental, además de ayudarle a conseguir un mejor físico. En este articulo te brindaremos toda la información sobre los beneficios y riesgos de la actividad física.

Acerca de la actividad física y la salud

Beneficios y riesgos de la actividad física

Antes de ahondar en los beneficios que ofrece la actividad física, es preciso tener en claro de que se trata: no es más que cualquier movimiento que se genere con el cuerpo, que requiera energía y que haga trabajar los músculos. Se puede entonces incluir en esta categoría actividades varias como correr, nadar, trotar, caminar, bailar, yoga, hacer trabajos físicos como la jardinería, etc.

En relación a la salud, se debe comprender esta desde su integralidad, es decir con la inclusión no solo del factor físico, sino también el bienestar a nivel emocional, mental y social.

La incorporación de la actividad física como parte de la vida cotidiana representa un impacto positivo en la salud, pues no solamente ofrece bienestar a nivel físico, pues además ayuda a que el cerebro produzca más serotonina, endorfinas, dopamina y oxitocina, sustancias responsables de hacer sentir felicidad. Una mejora en el estado anímico incidirá, sin lugar a duda, en la manera que nos desenvolvemos en nuestra vida diaria.

Beneficios de la actividad física

A lo largo de la historia se han llevado a cabo cientos de investigaciones que demuestran que la actividad física aporta grandes beneficios a quienes la practican de manera asidua.

A nivel fisiológico

  • Disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiacas al fortalecer el corazón, bajando la tasa de riesgos de padecer infartos y accidentes cerebrovasculares, además de ayudar a regular la presión arterial y evitar la acumulación de grasas en venas y arterias.
  • El riesgo de padecer distintos tipos de cáncer disminuye de manera significativa. Principalmente en los casos de cáncer de colon.
  • Ayuda a mantener un peso saludable, disminuyendo la cantidad de grasas acumuladas al mismo tiempo que se incrementa la masa muscular, dando una apariencia estética más saludable y estilizada.
  • Disminuye los síntomas de varias patologías que puedan estar afectando a la persona, como es el caso de la diabetes, enfermedades coronarias, obesidad, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), entre muchas otras.
  • Aumenta la fuerza y la resistencia, incrementando la masa muscular y aumentando la capacidad y resistencia para hacer frente a demandas físicas. Al mismo tiempo mantiene las articulaciones en buen estado, ayudando a aminorar los síntomas de enfermedades crónicas como la artritis.
  • Ayuda a retrasar y prevenir la aparición de enfermedades crónicas asociadas al envejecimiento. Además de servir para prevenir caídas en los adultos mayores, ofreciéndole mayor control y libertad en sus movimientos.
Leer:  Beneficios para la madre en la lactancia materna

A nivel psicológico

  • Disminuye el estrés de manera significativa, al ayudar a disminuir las tensiones.
  • Aumenta la sensación de bienestar al ayudar al cerebro a generar las hormonas responsables de sentir bienestar y felicidad.
  • Disminuyen los síntomas de la ansiedad y la depresión.
  • Ayuda a conciliar el sueño mucho más fácil, lo que genera una sensación de descanso y bienestar que se refleja en un estado de animo más alegre.

A nivel social

  • Brinda una excelente oportunidad para compartir con otras personas en deportes grupales o de manera individual.

Riesgos de la actividad física

Aunque son muchos los beneficios que ofrece la actividad física existen algunos riesgos que pueden afectar de manera negativa en la vida de quienes la practican. Principalmente se deben a un mal manejo de la presión o a la realización incorrecta de los movimientos, sin embargo, es un tema del cual se debe estar al tanto.

Riesgos psicológicos

Estos se presentan debido al nivel de competitividad que pueden estar presentes en la realización de algunas actividades físicas, lo que puede significar un alto nivel de presión y estrés para algunas personas.

Claro está, que en este sentido juegan un papel fundamental muchos factores inherentes a la personalidad y a situaciones especificas que pueda estar vivenciando el sujeto. Sin embargo, es un riesgo real que se corre y que puede llegar a desmoralizar incluso a la persona si no logra sus objetivos.

Todo esto puede afectar la calidad del sueño, incidiendo en el descanso y la recuperación para afrontar el siguiente día. De igual manera puede llegar a impactar de manera negativa en la autoestima de las personas si estas llegan a creer que no son lo suficientemente buenos para ganar una competencia o lograr ciertas metas.

También existe la posibilidad de que la actividad física se convierta en una verdadera obsesión, llegando a impactar en todos los ámbitos de la vida cotidiana. Claro está, todo ello dependerá de las características particulares de cada persona.

Riesgos físicos

Estos se presentan comúnmente debido a la mala realización de los movimientos que requiere la actividad física que se practica, para evitarlo es importante realizar un calentamiento previo, para preparar los músculos para la acción.

Pueden presentarse lesiones si no se cuenta con el equipo apropiado para realizar la actividad física de manera correcta y segura. De igual manera, sobre exigirse en la realización de los ejercicios puede ser perjudicial para la salud y es un riesgo al que se está expuesto, si no se conocen y respetan los propios limites del cuerpo.

Leer:  Beneficios que obtenemos del agua

También pueden presentarse algunos trastornos leves que afecten a la salud, como afecciones a nivel pulmonar o cardiaco, producido por un ejercicio demandante, o lesiones a nivel de los músculos e incluso a nivel óseo.

Una exposición continua a la actividad física puede provocar anorexia inducida por el ejercicio si no se tiene control en la intensidad, incluso pudiendo llegar al agotamiento total (síndrome de burnout).