Saltar al contenido

Cuáles son los beneficios de combinar alimentos

Como todos sabemos, el consumo de alimentos es vital para preservar la vida y la buena salud, sin embargo, muchas veces pasamos por alto que estos deben combinarse para complementarse y potenciar la absorción de los nutrientes. En el presente artículo, te contamos cuáles son los beneficios de combinar alimentos y algunas ideas para que las pongas en práctica.

¿Por qué se deben combinar los alimentos?

La mayoría de las veces, debido al ritmo de vida acelerado que se nos exige en la sociedad, descuidamos la alimentación. Comemos a deshoras y además, cualquier clase de alimentos sin tomar en cuenta los nutrientes y la composición de cada uno.

Los alimentos deben combinarse por muchas razones. En principio, para mejorar el proceso digestivo y permitir que el organismo asimile los nutrientes de forma correcta. De lo contrario, la cantidad de vitaminas y nutrientes que contienen los alimentos que consumimos, no serán del todo beneficiosos.

Beneficios de combinar correctamente los alimentos

Beneficios de combinar correctamente los alimentos

En el momento que comenzamos a combinar los alimentos de forma correcta, podremos ver como nuestra salud evoluciona de forma positiva en muchos sentidos. Por ejemplo:

  • Aumenta el nivel de energía: Muchas veces, luego de comer algunos platillos en específico nos sentimos pesados e incluso sin ánimo. Esto se debe a que hemos combinado de forma errónea los alimentos. Cuando Consumimos una combinación adecuada, el organismo procesa los nutrientes convirtiéndolos en energía y manteniéndonos más activos.
  • Regenerar las células: La correcta combinación de alimentos estimula la regeneración celular. Como consecuencia, presentaremos menos posibilidades de enfermarnos.
  • Depurar el cuerpo: La combinación adecuada de alimentos puede llegar a desintoxicar el cuerpo y a eliminar las toxinas que influyen en el deterioro de nuestra salud. Es muy posible que ciertas afecciones que se han mantenido durante el tiempo, desaparezcan.
  • La absorción de nutrientes: Este es quizás uno de los puntos más favorables. La combinación de los alimentos puede dar paso a la activación simultánea de las vitaminas y los minerales que contiene cada uno. De esta forma, el organismo los absorbe y se nutre.
  • Acelerar el proceso digestivo: Cuando se comen los alimentos en una combinación correcta, el estómago los asimila de una mejor manera y, por lo tanto, la digestión se hace mucho más fácil.
Leer:  Beneficios que aportan los alimentos de origen animal

Recomendaciones para combinar los alimentos

Ahora que ya sabes cuales son los beneficios que se originan al momento de combinar adecuadamente los alimentos que consumes, seguramente deseas saber cuáles son las combinaciones más acertadas. Por ello, te mostramos algunas recomendaciones.

  • Las carnes, los azucares y los almidones son ingredientes que no deben ser mezclados en una misma comida. La combinación de estos hace que la digestión sea más pesada y que los nutrientes se absorban con mayor dificultad.
  • Es ideal que cuando se consuman granos, se combine con una bebida cítrica, como el limón, la naranja, la mandarina, etc. La vitamina C que contienen las frutas cítricas pueden ayudar a activar el hierro y las demás vitaminas que contienen los granos para ser aprovechadas por el organismo.
  • Los almidones pueden ser mezclados entre sí sin problema. Los alimentos más ricos en este componente son los espárragos, el brócoli y todos aquellos vegetales verdes.
  • No se deben mezclar diferentes tipos de proteínas. Cuando se ingieren proteínas, el organismo hace un gran esfuerzo para digerirlas. En caso de comer proteínas de varias fuentes a la vez, como las clásicas combinaciones mar y tierra, el organismo trabajará muchísimo para poder digerirlas como es debido.
  • La proteína cuyo origen es vegetal si puede ser mezclada sin ningún problema. Esta se digiere fácilmente, a diferencia de las de origen animal.
  • Las grasas y las proteínas pueden ser mezcladas de forma moderada. Asimismo, no hay inconveniente al momento de mezclar la grasa con otro tipo de alimentos. Con cualquiera viene bien, a excepción de las frutas. Nunca es recomendable mezclar aceite u otra fuente de grasa con ningún tipo de frutas.
  • Las frutas deben consumirse sin ser acompañadas. De lo contrario, los otros alimentos pueden llegar a fermentarse y a dificultar el proceso digestivo y de la absorción de las vitaminas de las mismas.
  • Se debe consumir un solo alimento concentrado. No es nada recomendable incorporar más de uno de estos alimentos en las comidas. De lo contrario, la digestión será mucho más lenta.

La combinación de alimentos es una teoría científica sustentada

Posiblemente, te estés preguntando desde cuando se conocen estos datos pues, la mayor parte de la vida, hemos ingerido los alimentos sin prestarle atención a otra cosa que no sea si sabe bien o no al paladar.

Leer:  Beneficios y riesgos de la actividad física

Lo cierto, es que la teoría de la combinación de los alimentos fue desarrollada en el transcurso del siglo XX. William Howard, un médico de la ciudad de Nueva York, comenzó a hacer experimentos en los que demostró como algunos pacientes mejoraban su salud e incluso sanaban sus enfermedades con tan solo ajustar sus hábitos alimenticios.

Más tarde, el neurópata y médico Herbert M. Shelton retomó las ideas de Howard y comenzó a popularizar la teoría que se mantiene hasta nuestros días.

Uno de los datos más interesantes de esta teoría es que su aplicación puede beneficiar a cualquier persona independientemente de si es vegetariana, ovo vegetariana, o seguidor de otros tipos de tendencias alimenticias. Todos los alimentos son tomados en cuenta y se trata de aprender a combinarlos para mejorar la salud.

Una de las pautas principales de esta teoría es que solo se debe comer si se tiene hambre. Forzar el estómago a recibir alimentos y a procesarlos es dañino.

Si sentimos que no tenemos hambre, esto quiere decir que el organismo aún se encuentra procesando la comida anterior, así pues estaríamos forzándolo a procesar más alimento cuando no ha culminado el proceso anterior.

También se recomienda evitar bebidas gaseosas, con cafeína o alcohólicas durante las comidas puedes pueden llegar a alterar los componentes de los alimentos y hacerlos menos aprovechables al organismo.